Crónicas de la visita a Tierra Santa, cuarta parte.

26 04 2011

Queridos amigos, seguimos nuestro viaje y  nuestra crónica junto a ustedes a la distancia. Hace unos días atras vivimos un triduo pascual que no olvidaremos jamas. El jueves santo, luego de visitar las ruinas de la comunidad de Cumram, donde se encontraron los textos de Isaías en sus manuscritos del siglo II a.c.  en el mar muerto, comenzamos a transitar el Triduo Pascual.

Tras la cena nos dirigimos al huerto de los olivos allí hacía frío y una lluvia fina  caía sobre Jerusalem. En la hora santa con espíritu de recogimiento e instrospección rezamos y meditamos al píe del Huerto de los Olivos acompañamdo a Jesús en la hora de la prueba, fue todo silencio,  que sólo se iba interrumpiendo por el rezo del Rosario.

A nuestro paso por Ghetsemaní le siguió la procesión de las velas hasta la Iglesia de San Pedro in galli canto a unos 30 minutos a pié desde allí, Esta Iglesia rememora la triple negación de Pedro y está edificada sobre las ruinas del Palacio de Caifás. El camino que se recorre atraviesa el valle de Josafat, cominamos solos, cantando e intentando que el viento no apagase nuestras velas, recorriendo exactamente el mismo camino que el Señor hizo en cadenas desde el huerto, al llegar a la iglesia pudimos ver la escalera del tiempo romano por donde Jesús subió para ser condenado, bajo la Iglesia se conserva el calabozo donde pasó su última noche. Hicimos nuestro momento de oración en silencio para luego finalizar una larga e intensa jornada.

El viernes temprano realizamos el vía crucis por la Vía Dolorosa. Entramos a la ciudad amurallada por la Puerta de Damasco y nos dispusimos a transitar los pasos de Jesús. Nos mezclamos con comunidades de todo el mundo, escuchamos diferentes idiomas y dialectos comenzamos en la capilla de la flagelación, edificada sobre las lozas de la fortaleza Antonia donde residía Poncio Pilato, con nuestra cruz a cuestas fuimos entramos a las capillas de las estaciones del vía crucis que están a lo largo de la Vía Dolorosa. Se termina en las cercanías del calvario.Una vez mas confirmamos que la fé no diferencia entre países, idiomas, ni razas. Todos creemos y confiamos en un mismo Dios.

Para culminar esta Semana Santa pudimos participar de la madre de todas las vigilias, la que celebra el Patriarca de Jerusalem frente al Santo Sepulcro. El sábado a las cuatro de la mañana nos despertamos, tras cruzar varios controles policiales y encontrarnos con una ciudad militarizada,  llegamos a la Basílica a las seis y media de la mañana. Un recorrido que no lleva más de veinte minutos, nos demoró mas de una hora y media.  Fue allí donde el Patriarca de Tierra Santa celebró a partir de las siete la misa de Resurrección de Nuestro Señor.  La luz del cirio se enciende con una vela que sale del sepulcro, mientras se cantaba el pregón la basílica se encendió en un mar de pequeñas velas simbolizando la luz de Jesús vivo y resucitado: ” la muerte ha sido vencida” y estabamos allí, tan cerca de donde ocurrió de veras. La liturgia de la palabra proclamó las cinco lecturas del Antiguo Testamento, para dejar lugar al ensordecedor tañido del monumental campanario, indicando que llegabamos al canto del Gloria y al nuevo Testamento. Escuchar el relato de las mujeres acudiendo a ese mismo lugar ponía la piel de gallina, y enardecía el corazón. Al salir nos encotramos otra vez con la ciudad sitiada, la prepotencia de la polícia Israelí, los gritos y los empujones de miles de cristianos rehenes de sus desiciones antojadizas. A pesar de mostrar la reservación que teníamos para almorzar, de los pedidos del dueño del restaurant del otro lado de la valla, terminamos almorzando en el hotel a las 14.30. Ayer después de despedirnos, 14 cruzamos el desierto del Sinaí, mañana subiremos al monte donde Moises recibió las Tablas de la Ley.

Abrazos y bendiciones para todos.

Anuncios




Crónicas de la visita a Tierra Santa 2011, Tercera parte

21 04 2011

Querida gente:  el martes muy temprano partimos hacia el Monte Tabor, viajamos dos horas desde Jerusalem hacia la verde  y fertil Galilea. El Monte esta rodeado de valles , pequeñas ciudades musulmanas y envuelto en una bruma que acentuaba su misterio. Luego de ascender por un camino sinuoso a alta velocidad y algún mareo, llegamos a la sima de la montaña. Allí se levanta un monasterio franciscano de la custodia de Tierra Santa. Sentados en las ruinas de una Iglesia Bizantina del siglo IV, leímos la palabra que  recr

ea la Transfiguración de Jesús, que ascendió a rezar allí con Pedro, Santiago Y Juan. Luego ingresamos a la imponente Iglesia levantada por Antonio Barluzzi, el edificio te ayuda a elevarte y transmite bien el ambiente que vivieron alli cuando Pedro expreso: “Hagamos tres tiendas una para ti, una para moises y otra para Elías”. La paz y el silencio se apoderaron de nosotros hasta el sonar de las campanas que indicaban el cierre de la iglesia.
Algunos bajaron en combis y otros decidimos bajar a pie, para poder gozar de las imponentes vistas que nos iba regalando la tierra santa.
Luego de un suculento almuerzo en una bodegon de Nazareth, nos dirigimos a la iglesia donde se conmemora el milagro de las bodas de Cana donde Jesus cinvirtio el agua en vino. Allí Marcelo y Susana 21 años de casados, Mabel y Oscar 38 años y Adalberto y Susana 38 años, nos contaron como se conocieron transmitiendo un mensaje de esperanza en el valor del amor  fiel y la familia, para luego renovar sus promesas matrimoniales y por último bendije el noviazgo de Fer y Vicky. Ojala muchos sigan encontrando en pastoral la posibilidad de formar familias cristianas.
Muy emocionados partimos hacia la basilica de la anunciación, la más grande de medio oriente. Allí celebramos la misa frente a la gruta donde María recibió el anuncio del angel, viviendo un momento de mucha cercania con ella. Al finalizar la misa una argentina, que compartio con nosotros la celebración canto con una voz impresionante el ave maría, arrancandonos más de un lagrimon.
El miercoles visitamos las montañas de Judea donde se revive el encuentro de la virgen maría con su prima isabel y la gruta del nacimiento de san juan bautista.
Al mediodia rezamos el rosario en el campo de los pastores, y como ellos nos dirigimos a Belen
La basilica que alberga la gruta del pesebre la construyo Santa Elena en el siglo IV. Descendimos hasta el lugar del nacimientodonde una estrella de plata señala el lugar en que la palabra se hizo carne.
Enseguida nos dirijimos a lagruta de piedra donde san jeronimo tradujo las escrituras del griego al latin, allí junto a la imagen de tamaño natural del niño dios celebramos la eucaristia. Al finalizar la misa mientras entonabamos las estrofas de noche de paz nos pasamos el niño de mano en mano sintiendo aun mas su presencia entre nosotros.

Terminamos el día compartiendo nuestras vivencias que nos hacen cada dia sentirnos mas unidos como comunidad peregrinante, los seguimos teniendo presentes en nuestra oracion.

P. Guillermo Marcó





Crónicas de la visita a Tierra Santa 2011, Segunda Parte

20 04 2011
El 17 por la manana ta partimos hacia Jerusalem, dejando atras los valles ondulados, verdes y fertiles de la Galilea para adentrarnos en una geografia mas rocosa y aspera. Esto se condice con el peregrinar de Jesus hacia esta ciudad, ya que mientras que en Galilea la gente se agolpaba para verlo y ser sanado por el, en Jerusalem le toco padecer.
La entrada a Jerusalem fue muy impactante. Luego de pasar el tunel, uno se encuentra hacia su izquiera con toda la imagen de la ciudad y la impactante cupula dorada del Domo de la Roca, la ciudad amurallada, iglesias, olivos, mujeres con burcas o con la totalidad de su cuerpo cubierto, arabes fumando en la calle su narguila. En el bus se hizo un silencio respetuoso y emocionante. Lloramos, nos abrazamos, nos emocionamos, y cantamos “Que alegria cuando me dijeron, vamos a la casa del Senor” (les contamos que mientras escribimos esto, nos volvemos a emocionar).

Lo primero que hicimos en Jerusalem fue la misa en el Huerto de Getsemani, la parte baja del monte de lo olivos. Alli hay una Iglesia llamada Iglesia de la Agonia, que fue hecha por Berlucci, un italiano con una sensibilidad impresionante que pudo expresar en su obra la Agonia de Jesus. Esta Iglesia esta contruida en el lugar donde Jesus oro angustiado y fue apresado por los soldados, de alli su nombre. Frente al altar hay parte de la roca original del lugar y uno la puede tocar y rezar alli. Tener la primer misa en Jerusalem en este lugar fue muy fuerte. Nos acordamos de todos uds, nuestros seres queridos.

Por la tarde, como era domingo de ramos, hicimos la procesion de ramos junto al patriarca de los lugares santos de Jerusalem. Nos convocamos sobre las 15 en un punto de la ciudad con hojas de palmeras y de olivos para recorrer un camino muy similar al que hizo Jesus en su entrada como rey en Jerusalem.

Nos alcanzan las palabras para explicar la emocion de ver a cristianos de todo el mundo cantando en sus idiomas y todos compartiendo la misma alegria. Era muy lindo que cuando uno escuchaba  que otro grupo cantaba una melodia que nos era conocida, nos sumabamos a cantar nosotros la version en espanol, y hasta nos animamos a cantar en italinano y en arabe con unos cancioneros que repartian. Realmente impresionante! Ademas nosotros llevabamos remeras y banderas de Argentina, entonces todos los curas o monjas argentinos del lugar nos paraban y saludaban. Asi nos mezclamos con polacos, hungaros, rumanos, brasileros, panamenos, suizos, italianos, israelitas, filipinos, espanoles, etc. Este momento cobro gran trascendencia cuando hacia el final de la procesion ingresamos a la ciduad santa por la puerta de san esteban (hasta aquel momento solo la habiamos visto de afuera porque el monte de los olivos esta fuera de lo que era la ciudad antigua de Jerusalem). Que gran emocion!! Tanto tiempo pensando en esta visita y nosotros ahora cruzando el umbral que el mismo Jesus habra cruzado tantas veces. Ambos nos emocionamos, agradecimos la posibilidad de estar aca, rezamos y dejamos que la misa siguiera vivificando nuestros corazon.
Todo termino con una gran fiesta en el patio del Patriarcado latino. Hubo musica y bailamos en ronda mezclandonos entre todos, no importaba el origen ni la raza, eramos todos UNO.

Hoy 18 de abril visitamos la basilica de Santa Ana que conmemora el nacimiento de la virgen maria, y las piscina probatica, donde Jesus curo al paralítico.
Hicimos un recorrido por la via dolorosa, la misma que hizo Jesus en su camino hasta el calvario y luego de visitar una serie de capillas que recuerdan su sufrimiento fuimos a la Basílica del Santo Sepulcro, el lugar donde Jesus fue crucificado, murio y resucito.
Esto es una gran basilica construida originalmente por Santa Elena en el siglo IV, y reformada por los cruzados en el XI allí estan tanto el lugar de lacrucificcion como el de la tumba de Jesus , ambas estan muy proximas y este lugar no es conmemorativo sino que efectivamente es aqui donde Jesus murio y resucito.

Tuvimos la oportunidad de celebrar misa aqui en la capilla de los cruzados, lo que fue muy especial y luego visitamos la tumba de Jesus.Uno entra y luego de hacer una cola de 30 minutos solo puede permanecer unos segundos en el lugar donde esta la piedra donde Jesus fue apoyado luego de su muerte y luego encontrada vacia cuando Jesus resucita. Tener la posibilidad de estar alli sinceramente no tiene precio, pero este hecho tiene tamaña dimension, que uno no llega a entender bien la importancia de este lugar para los cristianos. Ademas, en el Santo Sepulcro conviven 5 iglesias, todas cristianas pero con diferentes carateristicas, estas la catolica, la copta, los siriacos, la ortodoxa griega y la ortodoxa armenia, por lo tanto, es un lugar muy particular y no tiene el silencio y la paz alque uno esta acostumbrado en las iglesias nuestras. De todos modos, no dejar de ser muy especial.

Luego de visitar la tumba, subimos al monte calvario, donde esta el patibulo, es decir, el lugar donde estuvo clavada la cruz en la que fue cricificado Jesus. Alli uno puede meter la mano en el agrujero que hay en la roca. Es impresionante. Uno no entiende tener al alcance la mano estas cosas de tanta importancia. La sensacion es la de que uno puede acariciar a Jesus en ese sufrimiento de la cruz y a su vez pedirle que no se olvide de nosotros el dia de nuestra muerte, como lo hizo el soldado crucificado a su lado.
Mas alla de todos los datos historicos,  Tierra Santa está considerado el quinto evangelio y el paso de Dios se vive muy intensamente aqui.
Estamos teniendo muy presenta a cada uno de uds, rezando mucho y agradeciendo enormemente esta posibilidad.





Crónicas de la visita a Tierra Santa 2011, Primera Parte

18 04 2011
Querida gente, luego de 14 horas de muy buen vuelo aterrizamos en Tel Avid. El aeropuerto es muy lindo se llama ben gurion. Desde alli partimos a Haifa para celebrar la misa en el monte carmelo. El lugar es donde el mitico profeta Elias fue elevado al cielo en un carro de fuego. Sitio donde san San Simon Stock recibío la revelacíon de fundar la orden de El Carmelo. Al concluir la misa, con la imponenete vista del mediterraneo, envueltos en la luz del crepúsculo nos dirijimos hacia Tiberiades, a orillas del mar de Galilea. El 16 por la mańana muy temprano partimos a un largo recorrido por las poblaciones que bordean el mar de Galilea. Nuestro primer destino fue Tabgha. Aqui Jesús realizó la multiplicación de los panes y los peces. Se conserva aún el piso de mosaico del tiempo bizantino -siglo Iv-. Luego nos dirijimos a pie hacia las orillas del lago de galilea. Allí celebramos la eucaristía. Con el mar de fondo estampado por un paisaje verde, ondulado y fertil vivimos uno de los momentos mas fuertes del dia. A metros nuestros las orillas del mar fueron testigos de la aparición de Jesús a Pedro. Una estatua recrrea ese momento histórico en el que el Señor le dice “si me amas apacienta mis ovejas”. Luego de allí nos adentramos en una barca a navegar por el mar de Galilea. Una vez adentrados es dificil sustraerse de la emoción que sucita tan imponente paisaje. El mismo mar, el mismo cielo, las mismas orillas que contemplaron Jesús y los apóstoles. Por la tarde tuvimos nuestro momento de silencio en el monte de las bienaventuranzas.Silenciopara encontraarse con Dios adentro. Luego nos dirigmos a las orillas del rio Jordán para renovar las promesas del bautismo. Los mas grandes desde la orilla, los más jóvenes dentro del rio. Juntos renovamos nuestro compromiso con la fe, con el nombre que nos pusieron nuestros padres, a quienes tuvimos particularmente presentes.hoy celebramos la misa en el huerto de los Olivos y después tuvimos la pocesión desde Betfaje hasta el Patriarcado Latino de Jerusalen, todo en medio de católicos de todos los pueblos.rezamos por todos sobre todos. Abrazo y bendiciones.

Padre Guillermo Marcó y peregrinos de la Pastoral Universitaria.





“El miedo a morir”

14 04 2011

Estamos a las puertas de la semana santa. Puede que muchos se hayan preparado durante el tiempo de cuaresma, a otros quizás se les paso. Para muchos semana santa es solo un feriado largo más. A unos y a otros lo que nos pasa es que se nos va la vida. Vamos cumpliendo años, los días se suceden uno tras otro, y así sin que nos demos cuenta esta sucesión de horas y de días nos acerca a nuestra propia pascua. Aquel día -que llegara inexorablemente más tarde o más temprano- marcará la hora definitiva. …¿llegará también sin que lo adviertamos? Una mañana, una tarde, o una noche cualquiera, nos saldrá al paso nuestro propio calvario. Todas aquellas cosas importantes por las que corrimos día tras día, las reuniones impostergables, las tareas, los trabajos, quedarán inconclusas para que las retome otro o simplemente las olvide el tiempo, porque en realidad no eran tan importantes ni tan urgentes. Desde que el mundo es mundo nos venimos reemplazando generación tras generación

La pascua de cada año nos recuerda esta realidad, ni siquiera el hijo de Dios pudo sustraerse a las reglas que él impuso desde que creó el mundo, murió también como cualquiera.

Feriados largos hay muchos, este en particular debería servirnos para sacar por un momento los pies del plato y reflexionar, rezar y volver a encontrarnos con aquel que es nuestro origen y destino. Si somos capaces de pensar un poco en estos días, vamos a encontrar algo de paz.

En los ríos de montaña, después de la lluvia el agua se pone turbia, no se puede ver, solo cuando las aguas se serenan se puede ver el fondo. A nosotros nos pasa lo mismo vamos por la vida a los tumbos no vemos que hay adentro por estar demasiado revueltos nosotros mismos.
La cuaresma es un tiempo para mirarse uno, la semana santa es para mirarlo a Jesús, es en el, en quién podemos encontrar respuestas a nuestros interrogantes más profundos. Porque en realidad, uno puede mirarse años en terapia y no encontrar soluciones. La vida tiene sentido si existe la trascendencia, si no seríamos simplemente un conjunto de células cuyo fin último sería servir de nutriente a la tierra.  Jesús no le teme a la muerte, se encamina a ella, sabiendo que es su destino inexorable. Ella ganara la primer batalla, pero solo podrá vencerle por un rato. Mirar la Pascua de Jesús es admirarse de la más formidable de las batallas. “la muerte y la vida se enfrentaron en un duelo admirable” Jesús se deja ganar la partida, en apariencia todo ha terminado, ya no hará más milagros, no pronunciará mas parábolas ni enseñanzas: “todo se ha cumplido” y dando un fuerte grito expiró. Es una muerte trágica, condenado por blasfemo, despreciado por el pueblo abandonado por los amigos; la enfrenta solo. Y en la más densa oscuridad desciende al lugar de los muertos como uno más. Y es desde allí, desde el fondo del abismo resucita triunfante. Su resurrección es nuestra esperanza: ” me voy a prepararles un lugar, de modo que donde yo esté estén también ustedes”.

Algún día la muerte llegará para mí también, saber que vendrá no me causa angustia, espero que no me encuentre distraído en tantas cosas y sabiendo que es un paso, me encamine con esperanza a la otra orilla, donde mi salvador espera.

Pbro. Guillermo Marcó